Las 5 Mejores Ollas de Cocción Lenta

Entre el curro, mi marido y las actividades de los críos tengo una vida complicada y poco tiempo para la cocina. mejor-olla-de-cocción-lentaMe han recomendado que prepare alimentos en las noches, pero no nos gusta la comida recalentada.

“Descubrímos” una comida sana con sabor exquisito y quisimos comprar  la mejor olla de cocción lenta porque no tendría que estar pegada de la estufa y la comida estaría lista al llegar a casa. Os confieso que muy poco sabía sobre este aparato, las ventajas, opciones,  tamaño y mucho menos como funcionaban, pero debía resolver el problema de comprar comida rápida o comer fuera de casa siempre.

Me he buscado toda la información de las ollas de cocción lentas para no comprar la burra y os juro que ha sido la mejor inversión que he hecho para mi familia, porque la olla cocina sola mientras estamos fuera de casa y al llegar… ¡comida sabrosa, lista y caliente!

Las Mejores Ollas de Cocción Lenta

¿Cuál es la mejor olla de cocción lenta?

Yo también pensaba que existía la “mejor” olla de cocción lenta, pero… ¡no! Todo va a depender de lo  que queráis, si vuestra familia es numerosa o como la mía que somos 4 y un gato y hasta del espacio que dispongáis para colocarla.

Luego de leer y buscar, buscar y leer sobre ollas crock-pot me he encontrado que cada marca ofrece un producto de buena calidad, precio asequible dependiendo de las funciones que tenga y por supuesto si no tenéis mucha disponibilidad económica, buscaréis el producto menos costoso que trate de cubrir vuestras necesidades.

En mi caso, la más acertada fue una de 6,5 litros con temporizador digital programable y la función “mantener caliente”, aunque las manuales más pequeñas pueden suplir vuestras necesidades sin complicaciones. Aquí os dejo una lista comparativa de lo que yo considero las 5 mejores ollas de cocción lenta.

1. Olla de cocción lenta digital de 5,7 litros SCCPBPP605 Crock-Pot

Una joya en la cocina

Si deseáis disfrutar de tiempo libre sin tener que estar pegada de la estufa, esta olla de cocción lenta va de pasada. No solo su bella línea y acabados finos en acero inoxidable os darán un toque de elegancia en la cocina sino que os funcionará para preparar deliciosas recetas que requieran desde 30 minutos o más de 6 horas de cocción. Tiene temporizador programable hasta 20 horas en potencia baja o alta, así como mantener caliente. Se puede lavar en lavavajillas tanto la tapa de vidrio como la vasija de cerámica que también es apta para horno.

2. Olla de cocción lenta con display digital ESC7400 Electrolux

Para comidas saludables y sabrosas

Degusta el mejor sabor de vuestras comidas con esta olla de cocción lenta que os ofrece 6,8 litros de capacidad para satisfacer a 8 comensales. Cuenta con pantalla Display digital LCD y tres funciones de cocción: bajo, medio y alto además de mantenimiento de calor. SU recipiente de cerámica es apto para lavavajillas y los mangos son de tacto frío. Podréis ver los alimentos porque su tapa es de cristal y el modelo es redondo, por lo que podréis preparar sopa, guisos, estofado y un sinfín de recetas saludables y sabrosas. Incorpora ventosas anti deslizantes para mejorar la estabilidad de la olla.

3.

La aliada perfecta en la cocina

Si estáis buscando la multicocción perfecta, esta olla con 3,5 litros de capacidad os ofrece una pantalla digital con tiempo de cocción ajustable y temporizador de retardo programable, además de 360 ° de calentamiento uniforme. Cuenta con tres configuraciones de temperatura: alta (3-4 horas), baja (6-8 horas) y función de calentamiento de hasta 2 horas. Está fabricada en acero inoxidable en la parte superior, con cerámica ovalada de primera clase desmontable que no se mezcla con el sabor de los alimentos. Es fácil de limpiar en lavavajillas y el fabricante os ofrece 2 años de garantía.

4. Olla de cocción lenta Cook & Home 22740-56 Russell Hobbs

Con cazuela para sellar

Casi toda la carne debe sellarse antes de cocerla a fuego lento, por eso, esta olla Russell Hobbs os incluye una cazuela para sellar que se puede usar sobre un fogón eléctrico o de gas para dorar la carne antes de iniciar la preparación. Así conserva vitaminas. Su cuerpo está fabricado en acero inoxidable y cuenta con tres controles de temperatura: alta, baja y para calentar. Si queréis echarle un vistazo a la comida durante la cocción, solo tendréis que asomaros sin levantar la tapa de la olla porque está fabricada en cristal y de esta manera el proceso no perderá temperatura.

5.

Con cazuela de barro

Si queréis suficiente rendimiento esta olla de cocción lenta consta de dos partes: la cazuela de barro con tapa de vidrio  un potente elemento calentador de 320 W que se encuentra en el recipiente exterior. Como os ofrece una capacidad de 6,5 litros tendréis suficiente espacio para todos los platos.

Conserva vitaminas, sabores y colores para hacer de vuestra dieta una comida saludable y por si fuera poco, es muy fácil de usar porque en el panel de control de la olla podréis configurar temperatura y tiempo de cocción entre 30 minutos y 12 horas y os garantiza bajo consumo eléctrico y limpieza sencilla.




¿Qué es una olla de cocción lenta?

Una olla de cocción lenta, es un aparato electrodoméstico que os hará más fácil la vida a la hora de cocinar cuando no tenéis tiempo de dedicaros a estar encima de los alimentos. Este tipo de ollas cocinan a una temperatura más baja que los métodos comúnmente usados para hervir, freír, hornear u otro tipo de cocción.  Si tenéis que salir de casa en las mañanas, por ejemplo, podéis dejar preparando alguna comida para el almuerzo sin temor a que se queme, como carne asada, guisos o una exquisita sopa y una amplia gama de platillos.

Tipos de ollas de cocción lenta

En el mercado encontraréis varias ollas de cocción lenta, pero las básicas sólo os ofrecen un botón de encendido y apagado. Otros modelos más avanzados ofrecen programación del tiempo de cocción, característica adicional que obviamente se verá reflejado en el precio.

– Olla lenta programable

Este tipo de ollas de cocción lenta os permite elegir el tiempo de cocción de los alimentos, porque la podéis programar mediante un temporizador digital y  controles electrónicos. Esto es ideal cuando lleváis un ritmo de vida que no os permite dedicarle tiempo a la cocina. Algunos modelos os permiten una programación por hasta 24 horas. Podéis incrementar el tiempo de cocción cada 30 minutos mientras que podréis monitorear el tiempo restante decocción en una pantalla digital. También os pueden mantener caliente la comida durante algunas horas y otros os ofrecen modo manual para que no os compliquéis la vida.

– Olla de cocción lenta mecánica

Obviamente no las podéis programar, de manera que debéis controlar de forma manual el calor de cocción de la olla en términos bajo, medio o alto. Tampoco cuentan con temporizador, por lo que estaréis obligadas a controlar la cocción y apagarla cuando lo consideréis necesario. Si queréis que este tipo de olla os mantenga caliente la comida, tendréis que aseguraros que traiga la función y cambiarla a ese modo.

Caracteristicas de las ollas de lenta cocción

  1. Método de calentamiento

Parecido al método de las ollas arroceras, el mecanismo de cocción lento cuentan con un inserto extraíble que descansa dentro de una base, en cuya parte inferior se ubica el calentador. Puede que en algunos casos tengáis que remover la comida en algún momento si el artefacto que estáis por comprar cuenta con este sistema. En otros modelos podréis encontrar que el elemento calentador sube por los costados, lo que os asegura una distribución más uniforme del calor.

  1. Construcción de la vasija

Por lo general la vasija es extraíble y están elaboradas en cerámica o porcelana, aunque también podréis encontrar modelos con la vasija en metal. En dado caso, debéis cercioraros de que la vasija sea extraíble, pues existen algunos modelos que vienen fusionados tanto la vasija como la unidad de cocción y no es cómoda a la hora de la limpieza.

  1. Material de la tapa

Al momento de escoger la olla de cocción lenta, un elemento que debéis tomar en cuenta es el material con el que está elaborada la tapa. Os recomiendo que escojáis preferiblemente las de vidrio y no las versiones plásticas o más opacas, esto es para que podáis monitorear lo que sucede dentro y no tengáis que abrirla y perder el calor preciso que solo os hará perder tiempo para que logre nuevamente la temperatura adecuada.

  1. Forma

La forma de las ollas de cocción lenta quizás es lo menos importante porque todas cumplen la misma función, sin embargo, en el mercado encontraréis que vienen de formas ovaladas o redondas. Deciros cuál es la mejor, dependerá de vuestras necesidades y lo que consideréis más cómodo. Por ejemplo, para cocinar un pollo entero o costillas, las de formas ovaladas se ajustarán mejor, aunque esto no quiere decir que en una olla  redonda no lo podáis hacer. Para guisos o sopas no creo que os importe mucho la forma, en dado caso, escogeréis la que mejor se adapte al espacio donde la vayáis a usar.

  1. Tamaño

El tamaño de la olla de cocción lenta quizás esté determinado por el número de integrantes de la familia, porque de eso dependerá la cantidad de comida que vayáis a preparar. Si vuestra familia es pequeña una de menor tamaño os irá bien, si es más grande con reducir la receta estáis hecha.

No olvidéis que la mayoría de las recetas destinadas a este mecanismo de cocción, están destinadas a ollas de tamaño medio, unos seis cuartos de galón. Si al contrario, vuestra familia es numerosa, debéis optar por una olla grande.

  1. Función de búsqueda

Si estáis dispuestas a pagar un poco más, podéis optar por las ollas de cocción que os ofrecen la función de dorado. Con esto, podréis dorar las carnes o legumbres antes de la cocción lenta, solo tendréis que ajustar la función antes de cocinar. Esto es ideal si no tenéis estufa en casa. Si la olla no os trae esa función, os sugiero que reviséis si la vasija está diseñada para ser expuesta al fuego directo de la estufa. Si el material lo permite, el dorado lo podréis hacer colocando la vasija al fuego directo y luego colocándolo en el inserto de la olla de cocción lenta para que continuéis con el proceso.

  1. Temporizador

La función temporizador puede ser digital o una opción entre los tiempos de cocción preestablecidos. Si no estáis en casa para apagar la olla al momento justo, el temporizador será un gran aliado para que lo programéis y nunca tendréis una comida pasada de cocción que al final parezca un puré.

  1. Función de calentamiento

No todas las ollas de cocción lenta traen función de calentamiento, pero es muy práctica. Por lo general solo traen las funciones de cocción a alta o baja temperatura, pero el calentamiento se refiere a mantener la comida a una temperatura calientita para cuando la queráis tomar. Es ideal para mantener comidas a temperaturas agradables si vais a servir algo especial en una fiesta, por ejemplo. En algunos casos, la función calentamiento está vinculada al temporizador, de manera que una vez que la olla termina la cocción, de inmediato baja la temperatura y la mantiene caliente para el momento de la ingesta.

Ofertas de ollas de cocción lenta




Lo que debéis buscar en una olla de cocción lenta

Si todavía dudáis del objetivo de una olla de cocción lenta, debéis pensar por un momento en el riesgo que representa dejar una olla sobre la estufa a fuego bajo (más aún si es de gas) mientras no estáis en casa.

Al momento de decidiros por comprar una olla de cocción lenta, debéis tener en cuenta ciertos factores como la seguridad. Como estas ollas funcionan a fuego lento, no representan un potencial peligro de incendio por calor directo.  También por seguridad, os recomiendo que no toquéis la olla directamente con las manos desprotegidas porque os vais a quemar, a menos que el artefacto diga que es agradable al tacto.

Si os preguntáis sobre cuál será el tamaño de olla apropiado para comprar, os recomiendo que tengáis en cuenta que la capacidad va directamente asociada a la cantidad de alimentos que preparéis con regularidad. Los tamaños de la olla de cocción lenta van de 1 a 7 cuartos de galón.

Mientras más pequeña la olla, solo las encontraréis con funciones manuales, no programables. Las que tienen como capacidad menos de 3 cuartos de galón os servirán solo para hacer aperitivos. Para una pareja es aconsejable una olla de cocción lenta con capacidad entre 4 y 5 cuartos de galón mientras que las de 6 cuartos me parecen las más acertada para familia entre 4 y 5 integrantes.

¿Limpieza engorrosa?

Sobre la limpieza de las ollas de cocción lenta, a mi me da mucho tedio eso de  engorrosos aparatos que después de usar tenéis que invertir mogollón de tiempo para limpiarlos. En el caso de estos artefactos, podéis estar seguras de que no se oscurecen en la vasija, a menos que tengan la función de dorado, lo uséis y no os encarguéis de su limpieza posterior.

Del resto, agua y jabón serán suficientes para lavar la olla porque usar otros químicos puede dañar la capa protectora. Al momento de limpiar la base, con un paño húmedo bastará. No la podéis sumergir en agua porque allí es donde se ubican sus partes eléctricas.

Funcionalidad

No os compliquéis la vida con las funciones que pueda o no tener la olla de cocción lenta, total, fueron ideadas para que trabajen con poca atención del cocinero. Solo tendréis que fijaros que tenga un mínimo de ajustes como la temperatura alta y baja y flexibilidad en tiempos de cocción.

Con eso va de pasada. Si sois como yo, que odio una comida fría, fijaros que la olla tenga la función de calentamiento o “mantener caliente” para que esté calientita al momento de servir.

Soporte de producto

Por lo general los fabricantes de ollas de cocción lenta brindan una garantía imitada de 1 año por defectos de materiales y mano de obra. Debéis estar atentas que os brinden también una excelente atención al cliente.

 

Leave a Reply