Los 12 Increíbles Beneficios que Obtendréis para Vuestra Salud del Consumo y Uso de la Menta en Diferentes Formas

Desde siempre la menta ha sido considerada una planta con grandes propiedades curativas, medicinales y culinarias. Así que seguro ya conocéis los positivos beneficios de la menta para la salud, sino todo al menos algunos de ellos.

Con los años los estudios han agregado otras potencialidades al consumo y uso tópico de esta hierba que puede mejorar mogollón vuestra salud. Acá os explicamos cómo:

¿Qué es la menta?

Es una planta aromática de hoja verde originaria del Mediterráneo y que pertenece a la familia de las Labiadas. De ella se distinguen al menos 15 o 20 especies diferentes de matas,beneficios-de-la-menta-para-la-salud incluyendo la yerbabuena.

Ha sido usada de manera recurrente por sus propiedades medicinales y curativas, pero también por su gran aroma y sabor en la cocina, potenciando el gusto de alimentos y bebidas y, también es comúnmente empleada en ensaladas y postres.

Es rica en Vitamina A, Potasio, hierro, magnesio, folatos, Vitamina C y mogollón de antioxidantes, algo de fibra y muy pocas calorías, que pueden mejorar vuestras condiciones de salud.

¿Cuáles son los beneficios que aporta la menta a vuestra salud?

Son numerosos los beneficios que os puede aportar la menta a la salud, sueñe ser buena aplicando su aceite de manera tópica en el pelo, es ideal para los resfriados y la alergia y muy popular con miel y limón para aliviar la gripe y el dolor de garganta.

También se habla de los grandes efectos de la menta en el sistema digestivo, es buena para el hígado y tiene propiedades antinflamatorias.

Acá os explicamos más detalles acerca de las bondades del consumo de la menta.

Los 12 Increíbles beneficios que os aportará la menta a vuestra salud

#1 Promueve la actividad cerebral

Funciona como estimulante

Algunos estudios han indicado que la menta contiene algunas propiedades que pueden ayudaros a manteneros alertas y a mejorar la memoria, al parecer el aroma de su aceite disminuye la fatiga y actúa como un poderoso estimulante.

Otros estudios destacan que masticar la hoja de menta, además de dejaros un aliento agradable y fresco, podría activar mecanismos cerebrales que mejoren su funcionamiento.

#2 Mejora los síntomas del resfriado

Alivia y actúa como descongestionante

Debido al compuesto de mentol que tiene el aceite de la menta, las personas lo usan comúnmente para tratarse resfriados y alergias comunes. Además, es considerada muy útil para tratar dolencias de la garganta.

El componente de mentol, se cree, actúa como descongestionante y, además alivia el dolor y los malestares que sufren las personas que han sido afectadas por gripe, catarro y resfriado común.

#3 Ayuda a la digestión

Puede calmar los espasmos estomacales

Rica en mentol y salicilato de metilo, la menta es considerada un potente remedio casero que quita los malestares estomacales y mejora la digestión.

Comer las hojas o beberse un té de menta puede ayudaros a calmar los espasmos estomacales y, en consecuencia, ayudar a un mejor funcionamiento del tracto gastrointestinal.

Quienes lo usan alaban sus cualidades medicinales y recomiendan beberla en infusión después de las comidas.

#4 Reduce el estrés

Os relajaréis  

Existe una razón por la cual la fragancia de la menta es usada comúnmente en ambientadores y también para aromaterapia ¡Es relajante!

Además, tenéis que aceptar que el olor de la menta es uno de los más agradables que os encontraréis entre las plantas. Con la cantidad de antioxidantes que tiene, al consumirla llevaréis a vuestro organismo sustancias que relajan vuestro cuerpo.

#5 Fortalece el sistema inmunológico

Tiene un impacto positivo en vuestras defensas

Rica en diversas propiedades curativas, vitaminas y nutrientes, la menta tiene vitamina C que, consumida en cantidades moderadas puede ayudaros a fortalecer el sistema inmunológico.

Con su gran valor nutricional puede consumirla sin problemas y agregarla a su dieta en un sabroso plato o como la hoja que acompañe a algún jugo. Aumentaréis las defensas en un dos por tres.




#6 Cuida vuestra piel

Mejora el acné y limpia la epidermis

Si hay una cualidad medicinal que distingue a la menta es que puede hacer maravillas en la piel, no sólo porque sus propiedades antisépticas la mantendrán libre de inflamaciones, sino también porque su extracto es un excelente limpiador.

Algunos estudios coinciden en que esta planta es capaz de aliviar los síntomas del acné y sus propiedades antipruríticas son perfectamente aprovechables para aliviar la comezón de las picaduras de insectos.

#7 Previene el cáncer

Enzimas curativas

Según algunos estudios clínicos, algunas enzimas presentes en las hojas de menta pueden ayudar a prevenir la aparición en el cuerpo de las células cancerosas.

Así que, si la usáis con alguna frecuencia para consumo, esta hierba puede mejoraros la salud y contribuir a que no aparezcan las células en el cuerpo, esta cualidad se atribuye a sus poderosas propiedades antioxidantes.

#8 Os ayudará a perder peso

Convierte la grasa en energía utilizable

Si estáis en la búsqueda de algún remedio para adelgazar, definitivamente la menta os ayudará a cumplir vuestros objetivos.

Al incorporar de manera permanente la menta a vuestra dieta no sólo estaréis dando un giro a vuestro hábito culinario, sino que garantizaréis la ingesta de una hoja que estimula las enzimas digestivas y absorbe los nutrientes, convirtiendo la grasa en energía utilizable.

Si quemáis la grasa, en lugar de almacenarla, podréis bajar de peso de manera saludable.

#9 Promueve la salud oral

Reduce el crecimiento de las bacterias en la boca

Gracias a sus cualidades germicidas, masticar hojas de menta no solamente acabará con el mal aliento, sino que mejorará por completo vuestra salud bucal.

El agradable aroma de las hojas y la sensación de frescura en la boca, más las propiedades y cualidades de la planta inhiben el crecimiento de las bacterias dañinas dentro de vuestra boca, dejando un aliento fresco y además refrescando las encías y limpiando los dientes y la lengua.

#10 Alivia el dolor de la lactancia

Cura las grietas y disminuye la inflamación

Después del embarazo las mujeres quedan especialmente sensible, sobre todo en los pechos que se rompen, agrietan o quedan completamente adoloridos después de que el bebé toma su alimento.

Debido a sus propiedades antinflamatorias y relajantes, se ha encontrado que el aceite de menta puede contribuir enormemente a aliviar el dolor de las mujeres que están amamantando y que sufren roturas y grietas en los pezones.

#11 Controla plagas y mosquitos

Adiós a las molestas picaduras

Algunos estudios coinciden en determinar que el aceite de menta es extremadamente útil para tratar las inflamaciones y picaduras de plagas y mosquitos, esto se debe principalmente a su cualidad antiséptica.

Acá tiene dos funciones, el aroma los repele y si os pican, aplicaros el aceite os curará las picaduras y reducirá la inflamación.

Otros estudios destacan que también son útiles para controlar los parásitos en los animales, lo que, en consecuencia, evitará contagios en vuestra salud de las enfermedades que puedan tener las mascotas.

#12 Controla el síndrome del intestino irritable

Disminuye los síntomas de la enfermedad

Consumir aceite de menta de manera regular como un tratamiento natural para combatir los síntomas del intestino irritable puede ser útil al momento de combatir esta enfermedad.

Esto se debe a que algunos estudios apoyan la teoría de que el mentol, contenido en la menta, proporciona efectos relajantes en los músculos del tracto digestivo, mejorando, en consecuencia, los síntomas de esta dolencia.

Debéis cuidaros de:

Algunos efectos secundarios que os convendría saber

Si bien la menta tiene grandes propiedades curativas, la ingesta excesiva puede causaros algunas contraindicaciones.

Además, hay organismos proclives al rechazo de esta planta o con condiciones clínicas que no se favorecen si se hace una ingesta desmesurada de menta.

Aquí os contamos cuando es mejor evitarla:

  • Quienes padecen reflujo gastroesofágico pueden empeorar su condición con el consumo de hojas de menta.
  • En el embarazo es peligroso tomar el té porque puede conducir a un aborto espontáneo.
  • No puede usarse en el bebé ni de forma tópica ni de ninguna otra manera ya que puede provocar convulsiones que inhiben la respiración.
  • Quienes padecen de cálculos biliares deben evitarla o consultar a su médico antes de consumirlas.
  • En exceso las hojas de menta pueden ser tóxicas al igual que el mentol, que en su estado puro es tóxico y no debe ingerirse.
  • Si sois alérgicos también debéis evitarla.

Cómo preparar un té de menta

Considerado un poderoso digestivo, el té de menta tiene mogollón de propiedades curativas que beneficiarán vuestra salud, además también se le atribuyen propiedades relajantes.

Es un excelente acompañante para después de las comidas. Acá os explicamos cómo se prepara:

Debéis tomar unas 10 o 12 hojas de menta fresca, las enjuagáis bien bajo el chorro de agua y después las colocáis sobre un mortero y machacáis hasta que empiece a liberar su particular sabor y aroma.

Una vez machacadas tomáis la taza y colocáis entre 7 y 12 hojas según lo fuerte que os guste. Poned a hervir agua y, una vez hervida, dejad reposar por unos minutos a que esté caliente pero no hirviendo.

Una vez baje ligeramente la temperatura del agua echadla en la taza, los expertos destacan que las propiedades de la menta se liberan mejor en agua caliente que en agua hirviendo. Una vez vertida el agua se deja reposar de 7 a 12 minutos según lo concentrado que os guste el té.

Pasados los dos minutos retiráis las hojas y podéis proceder a endulzar con miel. Algunas personas incluyen limón a la bebida, lo que aporta un particular y delicioso toque de sabor.

Leave a Reply