Los 7 Mejores Consejos Para Padres Sobre la Seguridad en Instagram

¿Ya vuestros chicos ya no son tan chicos y os han pedido tener vuestras propias cuentas en redes sociales? … ¡entonces a activar las alarmas!

Si, como leéis. El boom de Instagram me ha obligado a buscar protección para mi hija preadolescente y vosotros también debéis velar por garantizar a vuestros hijos la seguridad en Instagram y otras redes sociales.

La tecnología avanza y los chicos corren a la par. Muchas veces sois vosotros quienes  estáis un paso atrás. Si no entendéis mucho del tema, es hora de que tengáis un intensivo. Un adolescente en redes sociales puede ser presa fácil de organizaciones y mafias dedicadas a captar jóvenes con fines delictivos. Debéis mantener lejos a acosadores, pedófilos y secuestradores y estar alertas en quien o a quien sigue vuestro hijo, así como el contenido de lo que publica. Aquí os dejo algunos consejos para padres sobre la seguridad en Instagram.

#1 Debéis conocer la red antes de permitirla

Antes de que vuestros hijos os pidan crear su propia red social, como padres debéis conocer de qué se tratan. Si vuestros hijos os piden crear la cuenta, debéis monitorearla y no que las obtengan y no lo sepáis.

Monitorear lo que hacen los hijos dentro y fuera de casa, incluye estar atentos de lo que hacen en las redes sociales.

En cualquiera de los casos debéis conocer qué es la red social, cómo funciona y por supuesto, la actividad que tienen ella vuestros niños o adolescentes.

En el caso de Instagram, os comento que se trata de una aplicación que nació para la publicación de fotos y vídeos.

Publicar fotografías de momentos especiales es la sensación para niños y adolescentes. Debéis tener claro que también es una manera de mantener conversaciones distendidas. Para ello se usan diferentes medios: obviamente las fotos, pero también emoticonos, hashtags, filtros, comentarios y enlaces.

Una vez creada la cuenta en Instagram, comenzáis a publicar las fotografías. Podéis hacerlo de tres formas: en privado, de forma pública y mediante Instagram Direct, es decir, para cierto número de personas que configuréis. Solo os podréis registrar en Instagram si sois mayores de 14 años. El uso adecuado de Instagram o cualquier otra red social dependerá de vuestro monitoreo como padres.

#2 Atento a las herramientas de privacidad

adolescente-smartphone-instagram

 

Como padres, debéis estar atentos a las herramientas de privacidad que os ofrece la red social. Cuando se trata de vuestros hijos es necesario que no dejéis a la “intemperie” ningún detalle. Conocer las herramientas que os ofrece la red social para proteger a vuestros hijos es necesario.

Para empezar, pedidle a vuestro hijo que habilite el modo “cuenta privada”. De esta manera solo las personas que vosotros aprobéis como seguidores, podrán tener acceso al material que vuestro chico o chica publique en su cuenta

Como madre, yo le he ordenado a mi hija establecer ese ajuste. En efecto, en esta red y en Facebook monitoreo a quienes les piden la opción de ser amigos o seguidores. “SOLO CONOCIDOS”. Esa es mi orden, nada de personas desconocidas que tengan acceso a su cuenta.

Debéis saber, en el caso de adolescentes, que parece existir un “código” entre ellos: Mientras más seguidores tengan, más populares. Basados en ese principio, muchos adolescentes no querrán aceptar que les configuréis la privacidad de la cuenta. Limitar los seguidores os podría traer problemas con vuestros hijos, por lo que debéis escoger entre la seguridad y protección o su popularidad con un perfil público en Instagram que podría traerle consecuencias negativas. Hacedle entender que configurar la privacidad protege su integridad.

#3 Cuidado con vuestra foto de perfil

Instagram os permite incluir toda vuestra información personal: desde vuestro nombre completo hasta el número de teléfono. Pero hay más. La mayoría de los adolescentes querrán colgar su fotografía para identificar el perfil.

¿Imagináis que vuestro hijo coloque en una cuenta pública todos sus datos de identificación además de la foto?… Cualquiera puede ubicarlo perfectamente… Desde familiares, amigos, padres de los amigos, ¡hasta redes dedicadas a la extorsión, secuestradores, acosadores y pedófilos!

Lo más aconsejables es que además de la cuenta privada, es que no permitáis que vuestros hijos coloquen su fotografía en el perfil. También debéis monitorear que no coloquen ningún dato que pueda dar con el contacto directo o su paradero. Esto incluye datos de la institución donde curse estudios, etc.

Es preferible que la foto de perfil muestre alguna actividad que le guste a vuestro hijo, un animal, un paisaje, pero no la foto de su cara.

#4 Podéis filtrar comentarios

Si os preocupa el tipo de comentario que pueda recibir vuestro hijo en alguna de sus publicaciones, podéis estar tranquilos. Podéis callar algún comentario que consideréis ofensivo o que simplemente haga bullying.

Tenéis la opción como padre de hacer uso de la herramienta para filtrar comentarios por palabras clave.

¿Cómo usar la herramienta?… sencillo. En una publicación, presionáis el ícono de engranaje de vuestro perfil. De allí buscáis “Configuración” y luego, “Comentarios “. Justo en esta opción, activáis la opción para filtrar comentarios por palabras.

Vosotros podéis elegir aquellas palabras que consideréis ofensivas. En caso de que algún comentario contenga alguna de las palabras que habéis configurado, simplemente Instagram no permite que se publique en vuestra cuenta.

También podréis activar la primera opción que usa el filtro y que fue creado por Instagram.

Cualquiera de los casos protege a vuestro hijo de comentarios ofensivos que puedan exponerlo al escarnio o afecten su integridad.



#5 ¡Bloqueadlo y reportadlo!

¿No estáis muy de acuerdo con algún seguidor en el Instagram de vuestro hijo?…  ¿No queréis que ese seguidor pueda ver lo que vuestro hijo publica?

Puede pasar. La intuición de os padres no falla. Instagram os ofrece la herramienta de bloqueo de modo que el usuario bloqueado no podrá ver sus publicaciones o ponerse en contacto con vuestro hijo. De igual forma, vuestro hijo no podrá ver publicaciones de los usuarios bloqueados.

El bloqueo de un usuario es una acción reversible cuando lo deseéis.

Para bloquear una cuenta de Instagram es fácil:

  1. Vais al perfil de la persona que queréis bloquear.
  2. Pulsa en el botón menú (tres puntitos verticales)
  3. En un menú emergente, pulsaréis la opción Bloquear.

De esta manera mantendréis bloqueados a usuarios que no os convenzan para que sigan a tus hijos en Instagram o viceversa.

Pero hay más. Aparte de bloquear a un usuario  también podéis reportarlo o denunciarlo. Esta opción además de bloquearlo, obviamente, informa a Instagram que el usuario incumple algunas normativas.

¿Cómo podéis denunciar a un usuario?

Es sencillo. Solo seguid estos pasos para proteger a vuestro hijo:

  1. Ir a la cuenta cuyo contenido deseáis denunciar, bien sea por contenido ofensivo.
  2. Ubica el menú  (los tres puntos) y pulsáis.
  3. Seleccionar “denunciar contenido inapropiado”.
  4. Encontraréis varias alternativas: “No me gusta esta foto”, “Esta foto es un spam o fraude”, “Esta foto supone un riesgo para las personas”, “Esta foto no debería estar en Instagram “o “Cancelar”.

Dependiendo de la opción que escojáis para reportar a una cuenta, Instagram os pregunta si se trata de acoso, consumo de drogas o conductas autodestructivas.

No os preocupéis por represalias, porque la denuncia es una acción anónima.

#6 Pendiente del porno y otras sorpresas desagradables

niños-móvil-instagram

 

Fotografías o videos pornográficos pueden estar al alcance de vuestros hijos en Instagram y debéis tener cuidado.

Así como en la barra de búsqueda (donde encontráis la lupa) buscáis lo que queráis en Instagram, amigos, hashtags, etc;  También podéis encontrar pornografía sin necesidad de un navegador.

Os invito a probar algo de lo que puede estar viendo vuestro hijo sin ningún control. Si hacéis click en la lupa, ingresa un hashtag. #roleplay , por ejemplo. Luego, haced click en personas o etiquetas. Click en el hashtag que os dije  y luego clic en la cantidad de publicaciones.

Os aconsejo como madre de una adolescente, que tengáis conversaciones tempranas con vuestro hijo. La pornografía está en las redes y por más que Instagram ha librado una batalla contra esto… mientras elimina cientos de fotos y videos etiquetados inapropiadamente, se agregan cientos más.

Lo importante es que podáis estar al tanto de las imágenes sensibles que están al alcance de vuestro niño o adolescente.

Enseñadle a usar las redes sociales con responsabilidad.

#7 No compartáis vuestra ubicación

Grave error es que vuestro chico deje detalles sobre el lugar donde se encuentra al momento de colgar una foto. No olvidéis que Instagram permite especificar vuestra localización, partiendo del sitio donde ha sido hecha la fotografía o el video.

Debéis tratar por todos los medios que hagan uso de esa herramienta de Instagram y si van a colgar un foto, que sea una vez que hayan abandonado el lugar.

Podéis hacer las imágenes fuera del mapa de Instagram. Tendréis que desactivar la capacidad de esta red social para geoetiquetar futuras fotos.

En dispositivos iOS, debéis ir a Configuración y elegid «Privacidad». Luego «Servicios de ubicación» y posteriormente seleccionar «Instagram». Para finalizar, en la opción «Permitir acceso a la ubicación», seleccionáis «Nunca».

Si el teléfono es Android, debéis consultar el sitio de ayuda de Instagram. Allí obtendréis información para desactivar las etiquetas geográficas.

Recuerda que no es conveniente de que vuestro hijo revele información privada en el perfil. Datos como el nombre del colegio donde estudia, planes de viaje, club donde practica deportes o algún lugar donde permanezca buena parte de su tiempo.

Estos datos personales junto a una cuenta de configuración pública, acceso a imágenes peligrosas y ausencia de monitoreo de los padres para un uso correcto; son peligros potenciales.

Leave a Reply