Las 5 Mejores Sales de Baño del 2021

Trabajar como asistente de cocina en uno de los restaurantes más concurridos de Madrid es mi sueño hecho realidad ¡Pero vaya que ha salido agotador este currelo!

Amo cocinar, pero al final de cada turno quedo hecha polvo y con los músculos agarrotados después de horas de picar ingredientes de todo tipo. Así que necesito, al llegar a casa, algo que me relaje y me ayude a descansar.

He decidido buscar las mejores sales de baño que pueda conseguir en la oferta. Me ayudarán mogollón a relajar y descansar los músculos y cuidar lapiel, tras horas en una misma posición de picar y luego de caminar de un lado a otro preparando platos.

Coger un el empaque desde la bandeja de bañera y arrojar un puñado de estas sales en mi tina, mientras disfruto de una pequeña copa de vino, definitivamente son el cierre perfecto para un agotador día de trabajo.

Las Mejores Sales de Baño

¿Cuál es la mejor sal de baño?

Dependerá de vuestros propósitos, patología y hasta tipo de piel, seleccionar cuál de estas sales puede resultar la mejor para vosotros.

Si sois, por ejemplo, proclives a la ansiedad y el nerviosismo, algunas que os proporcionen la relajación física y mental, pueden funcionaros bien.

Pero si vuestro caso es que tenéis problemas circulatorios, articulares o en los músculos os hará bien una sal rica en magnesio, oxígeno y azufre.

Las que tienen magnesio y potasio, por su, parte, son buenas para la piel y para uso cosmético en general.

Una buena sal de baño debe tener, por lo menos, las propiedades suficientes para mejorar el tono y la hidratación dérmica a la par que os proporciona un baño relajante.

Si aún tenéis algunas dudas sobre cómo elegir, tal esta lista comparativa que hemos hecho para vosotros os pueda aclarar el panorama.

A continuación les presentamos las mejores sales de baño:

1. Sal de Epsom para baño 4P6K0 de NortemBio 

Ideal para baños de inmersión

Compuestas por cristales de sulfatos de magnesio hidratado y obtenidas a través de procesos naturales de cristalización de sal, estas sales de Epsom son lo más recomendado para tratamientos de belleza, mascarillas faciales y cosmética natural.

Si sois de las personas que disfrutan de consentirse en la tina después de extenuantes jornadas y agotadores días de trabajo, una de estas puede ser una opción a considerar.

El producto de este fabricante también resulta de utilidad para baños relajantes, terapia de flotación, exfoliación y hasta pedicura.

Se trata de un producto sencillo, muy usado en la industria de la belleza, además con aplicaciones especiales para tratamientos anti estrés, el cuidado de la piel y el cabello, y para la limpieza personal.

2. Bombas de sal de baño con aceites de LESHP 

Hidratantes y suavizantes

Muy adecuadas para el alivio de los dolores articulares y musculares, estas sales son ideales para recuperar la fuerza luego de agotadores días.

Vienen en 16 estilos diferentes con un peso de 60 gramos cada una, el echar una de ellas en la bañera obtendréis no sólo la hidratación de la piel sino que os dará de inmediato un efecto de completa relajación.

Tiene componentes naturales ricos en antioxidantes provenientes de sales del mar muerto, las cuales aportan mogollón de beneficios para la piel.

Viene en colores neutrales con deliciosas y delicadas fragancias que no sólo os relajarán los músculos poniendo efectos hidratantes en la piel sino que también son capaces de aliviar el calambre, migrañas y hasta la inflamación.

3. Sal del mar muerto de Westlab 

Limpia y sin refinar

Dotada de llamativos efectos terapéuticos y medicinales, esta sal es adecuada para la curación de la piel, principalmente en los casos de personas que padecen patologías como la psoriasis, acné y eczemas.

Una de sus grandes ventajas es que no tiene residuos químicos agresivos o blanqueadores, así que son sales limpias, sin refinar y tienen minerales que suavizan la piel reseca, aliviando la picazón.

Las sales de baño del mar muerto de Westlab tienen, además un elevado contenido de magnesio que las hacen apropiadas para ser usadas si queréis relajar los músculos o disminuir las molestias y dolores articulares.

Si sois de las que reflejan con contracturas el estrés, un buen baño relajante con estas sales os vendrá de perillas.

4. Bombas de baño con aceites Kookaowa19 de Skymore 

De agradable fragancia

Para dejar atrás el estrés y la ansiedad, la marca Skymore ha sacado al mercado esta variedad de bombas de baño con sales minerales ideales para relajaros en la tina después de complicados días de trabajo.

Contiene aceites esenciales orgánicos seguros y saludables que beneficiarán enormemente vuestra piel dejándola hidratada y perfumada con  una delicada fragancia dulce que se quedará por horas.

Este tipo efectos pueden ayudaros incluso a subir el estado de ánimo o mejorarlo considerablemente, después de días complicados y conciliar el sueño rápidamente luego de jornadas agotadoras.

Arrojar una de estas bombas al agua de la tina y luego entrar para daros un cariño en los agarrotados músculos es como entrar en una bañera de hidromasaje activada.

5. Sales marinas de baño Lavender de Aromatika 

Alivian y relajan el estrés

Este producto lo encontraréis en diversas presentaciones con aromas a lavanda y frutos rojos, entre otras variedades.

Se trata de un complemento ideal para un momento relajante en la tina que puede ayudaros a reestablecer y tonificar la piel y, muy especialmente, a combatir la fatiga luego de largas y agotadoras jornadas de trabajo.

Tener de estas en casa es como disfrutar de un pequeño spa en la comodidad de vuestro hogar. Son muy usadas en aromaterapia, baños de relajación, bienestar, belleza e incluso higiene personal y cuidado del cuerpo.

Ricas en iones de calcio, potasio y sodio, son lo más adecuado para tratamiento corporal de patologías de la piel, o para mantenerla hidratada si gozáis de una piel saludable.

Guía de compra: Las mejores sales de baño

¿Qué son las sales de baño?

mejores-sales-de-bañoSon un complemento cosmético y terapéutico que se emplea durante el baño para proporcionar al cuerpo efectos relajantes y beneficiosos para la salud. No son más que minerales pulverizados que son solubles en agua, los cuales suelen tener propiedades efervescentes y otros componentes que actúan aliviando dolores, molestias, fatigas, gracias a sus propiedades emolientes, humectantes, exfoliantes y lubricantes. Son muy usadas para aliviar el cansancio, problemas musculares y articulares y, también, para el alivio de dolencias como la migraña e incluso para aligerar las secuelas de algunas patologías de la dermis y epidermis.

¿Cuáles beneficios podéis obtener el usar sales de baño?

Son numerosos los beneficios que podéis obtener del uso de este producto, cuidaréis la dermis y tendréis efectos calmantes sobre algunas patologías, podréis combatir el estrés a través de terapias de relajación y, lo mejor es que os saldrá más barato que un spa. Acá os contamos algunos de los beneficios que se obtienen de del uso de las sales:

Limpiar, desintoxicar y exfoliar la piel

Ya que son ricas en minerales, estas sales son capaces de limpiar las diversas capas de la dermis y epidermis abriendo los poros y eliminando la suciedad. Muchas de ellas tienen propiedades exfoliantes, limpiadoras y lubricantes, así que, si habéis tenido un día duro, arrojar un puñado de estas en el agua de la tina os mejorará el día: suavizará vuestra piel con un delicado masaje y eliminará las células muertas.

Mayor penetración de productos para la piel

Una de las mejores cualidades de las sales es la capacidad de abrir los poros, una vez que os habéis consentido con un baño de estos entonces colocaros cualquier crema humectante o de cuidado de piel será simplemente sencillo porque vuestros poros están listos para recibir la hidratación adecuada, los productos que utilicéis harán un efecto mayor en vuestra piel.

Tratamientos

Aunque no son oficialmente una medicina, lo cierto es que el uso de sales de baño puede ser beneficioso en el acompañamiento de algunos tratamientos y terapias medicinales. Personas que padecen de dolencias como artritis o artrosis, fatiga muscular o simplemente dolencia por lesiones musculares y en articulaciones por agotadores esfuerzos o días extenuantes de trabajo, consiguen en este producto un aliado menos costoso que la fisioterapia o iros de spa cada dos por tres. También son buenas para dolencias cutáneas y enfermedades asociadas al estrés y la ansiedad.

Mejorar el tono facial

Dadas sus cualidades para abrir los poros las sales tienden propiciar la hidratación y la tonificación dérmica mejorando así el tono facial. Se usan, en realidad, para todo el cuerpo, pero en la limpieza cosmética del rostro juegan un papel fundamental.

Múltiples beneficios de hidratación, balance de la piel

Sin duda, la piel es una de las más beneficiadas con el uso de este producto. No sólo de una forma cosmética en la hidratación y purificación de la dermis, sino también en la ayuda al tratamiento de enfermedades infecciosas, la prevención de hongos en la piel y en el cuero cabelludo, la desinflamación de eczemas y el alivio de la picazón. No obstante, en materia de estética las sales son fundamentales para obtener una piel brillante, rejuvenecida y con mejor tono. Usarlas de manera constante os garantiza una piel sin células muertas e incluso elimina las toxinas del cuerpo.

Otros usos

Son innumerables los usos que se pueden mencionar acerca de las sales de baño, pero por solo mencionar algunos es oportuno que os diga que sirven para mejorar la circulación, ayudar en el combate del pie de atleta y los malos olores de los pies, también calman la ansiedad y son buenas para combatir el estrés. Sin dejar de lado las bondades cosméticas de las sales, de las que ya os he hablado, éstas también os ofrecen mogollón de beneficios importantes para el tratamiento de otras dolencias como los problemas circulatorios y musculares, la artritis, la irritación de la piel y hasta para la higiene bucal.

5 consejos para elegir una sal natural para baño

baño-relajanteNo todas las sales tienen cualidades apropiadas para todos los gustos y dolencias. Ya sea la fragancia o el tipo de mineral, cada quien tiene sus preferencias. Pero si no estáis seguras de qué podéis elegir para llevaros una de estas a casa, acá os dejo estos consejos que pueden resultaros de suma utilidad.

Optad siempre por sales naturales

Es importante que sepáis diferenciar la sal marina real de las imitaciones químicas, la idea es disfrutar de un producto de buena calidad y, además, beneficiaros de los nutrientes y minerales que contienen.

Elegid las cristalinas

Algunos tipos de sal, lejos de hidratar o humectar, pueden llegar a resecaros la piel, esto pasa principalmente porque algunas variedades de este producto son ricas en cloruro de sodio. Lo ideal es evitar las sales que lo contengan porque tienden a deshidratar y a resecar la piel.

Revisad la medida de los granos

Entre más pequeños los granos, más sencillo será disolverlos en el agua y usarlos como exfoliante. Así que antes de comprar, es oportuno que miréis este detalle para que os hagáis una idea clara del tipo grano de sal al cual pertenece el producto que pensáis adquirir y para qué os servirá.

Aprended las diferencias de colores

Aunque os parezca simple decoración, lo cierto es que los colores de las sales son un tema importante porque a estos se atribuyen algunas propiedades del producto. Por ejemplo, la mayor parte de los fabricantes han asociado los colores a algunas propiedades. Los tonos fríos, por ejemplo: azul, morado, lila, grises, suelen dar al usuario efectos calmantes. Los colores cálidos, por su parte, están asociados a efectos revitalizadores, las sales de estos colores suelen llenaros de energía.

Elegid el aroma correcto

Algunas sales no traen olor, otras, sin embargo, tienen fragancias que contribuyen a mejorar los efectos terapéuticos: Lavanda, eucalipto, hierbas. Si sois del grupo de las alérgicas o no soportáis los perfumes especialmente penetrantes, tal vez os vendría bien las variedades simples y sin fragancia. Es cosa de satisfacer vuestras preferencias.

Tipos de sales de baño

Las sales varían en estilo, color y tamaño de grano y, según los minerales que posee, cada una de ellas sirve para una función en particular. Aquí os contaré cuales son los tipos de sales más comunes, sus propiedades y los beneficios que proporciona al cuerpo:

Sal del mar muerto

Por la misma naturaleza de su origen a estas sales les atribuyen mogollón de propiedades curativas, terapéuticas y medicinales, como es obvio, estas sales provienen del mar muerto y, según los entendidos, son buenas para mejorar la circulación, tienen propiedades antienvejecimiento y son ideales para el combate del estrés. Tienen efectos positivos sobre la fortaleza de huesos y uñas, el sistema inmunológico y la piel. Estas sales están compuestas por bromuros, cloruro de calcio, magnesio y potasio.

Sales Epsom

Están compuestas por magnesio, oxígeno y azufre y son muy parecidas a los granos rústicos de sal marina que se usa para cocinar, son buenos exfoliantes y se emplean mogollón en la eliminación de toxinas. Son las preferidas de las personas que se dedican a la actividad física como los deportistas y culturistas que luego usan estas sales para la relajación de los músculos. En la oferta hallaréis mogollón de este tipo de sales de diversos fabricantes, es un producto asequible y bastante popular.

Sales de baño del Himalaya

Se trata de una variedad llamativa de este tipo de productos con características muy particulares, entre ellas la propiedad para mejorar los niveles de presión arterial, el pH de la piel y la circulación de la sangre. La sal del Himalaya contiene bajos niveles de magnesio y oligoelementos de hierro que le dan un llamativo tono rosado, razón por la cual también es conocida con el nombre de “oro rosa”. Son caras y se extraen a mano de lechos oceánicos de las montañas del Himalaya.

La sal de baño correcta para vuestro tipo de piel

Cada sal marina tiene mejores beneficios para cada tipo de piel acá os explicamos en detalle:

  • Piel cansada: Las sales del mar muerto, con componentes de mentol y romero, os tranquilizarán y mejorarán vuestra circulación.
  • Piel grasa: las de propiedades exfoliantes, como las Epson, pueden ser lo adecuado para estos casos, os mantendrán hidratadas, pero retirando residuos grasos, limpian los poros y acaban con las células muertas. Evitad las que tienen aromas muy fuertes.
  • Piel escamosa: Las sales exfoliantes también son buenas en este caso porque retiran las escamas, un producto con naranja o almendras puede serviros mogollón. Acompañad con buen hidratante cosmético y no olvidéis primero, consultar con vuestro médico.
  • Piel hinchada: Sales que tengan minerales o algas son ideales para estos casos. Las sales del Himalaya reducirán la hinchazón y mejorarán la circulación.

Leave a Reply